Volviendo a las raíces

Mercedes FittipaldiHace unos días volví de mi viaje de Argentina, donde después de varios años visite a mi a mi familia, amigos y a mi querida ciudad, Azul. Fue un viaje maravilloso donde las emociones fueron la principal protagonista, en todo momento estuvieron a flor de piel.

Volver a sentir la piel de mi madre, ver sus manos, escuchar su voz o simplemente levantar la vista y verla allí, me hicieron sentir maravillosamente feliz.El otoño comenzaba a dar sus primeros pasos, las hojas inundaban las calles, ese color otoñal transformaba lentamente a la ciudad, mientras yo me sumergía por sus calles, disfrutando de cada esquina, de cada rincón, de cada rostro conocido ..…… los recuerdos se iban apoderando de mi, transformándose en mis mejores aliados.

Una tarde soleada, mi madre y yo nos fuimos a visitar a mi prima y de repente estaban allí como dándome la bienvenida, si eran ellas ¡!! Todas las cámaras fotográficas de mi tío. Liliana fue sacando una a una mientras las historias y los recuerdos sonaban de fondo, como una buena banda musical. Pero hay algo que esa tarde se repitió; hace muchos años mi tío me dio una cámara que se había comprado en un viaje, recuerdo que era una maravilla ¡!! Extendió sus brazos, sus manos se acercaron a las mías y me  entrego la cámara diciéndome mira lo que me he comprado, recuerdo mi felicidad al verla porque era preciosa  Y esa misma situación volvió a ocurrir, con la misma cámara, Liliana extendió sus manos y me la entregó. Fue como volver a ver a mi tío con esa sonrisa maravillosa reviviendo el pasado por un instante. Sentí como mi corazón daba un salto de emoción.

Mientras la tarde transcurría yo me sentía fascinada, miraba a mi alrededor  y veía a mi madre mirando viejas fotografías cargadas de una nostalgia indescriptible, Liliana relataba historias familiares y yo arropada por esa bella estampa solo veía cámaras, cajas y más cajas llenas de fotografías, mientras una luz maravillosa se colaba tímidamente por la persiana. Sí, el tiempo se detuvo, el aire se lleno de partículas cargadas de recuerdos, estaba en el presente pero debo confesar que yo por momentos volvía al pasado, volvía al estudio de mi tío donde comenzó mi amor y mi pasión por la fotografía.

 

2 pensamientos en “Volviendo a las raíces

  1. Me hiciste emocionar con tus hermosas palabras,y mejores recuerdos,Mecha….. Te deseo lo mejor!!!! Y me encantó haberte visto,besos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *